martes, mayo 18, 2010

Viento Occidental


Oh! Viento occidental, cuando soplará para que la lluvia menuda caiga”

Virginia Wolf, “Las Olas” (1931)

La cercanía y el límite del horizonte es pura imaginación, no existe en sí un lugar donde llegar, caminamos inmundos perseguidos por una voluntad viciada. El viento arrasa aquí, entre la pampa árida y agreste de un lado y las viñas violetas del otro, y me impregna a aguijonazos de una pregunta vacía ¿para qué habré venido hasta aquí? He recorrido 40 km en línea recta en busca de un poblado mínimo desperdigado sobre un punto indiferente del planeta ¿habré venido buscando una excusa? La bandera flamea como una llama loca en un mástil oxidado. Los rostros curtidos de un silencio cultivado por generaciones de resignación parecen una alegoría. La tarde hueca se llena de un refilón con el arrastrado aire que baja de la cordillera y de los cerros secos, mientras la Aurora suena a contratiempo en un reproductor con mp3. Estoy en la frontera de la “barbarie”. El ventarrón ha tapado con polvo los costados del mundo. Estoy en el medio de un sofocón o un estornudo de la tierra.

No hay comentarios.: