lunes, agosto 13, 2007

Los niños ricos

Los niños ricos dicen que hay “negros” y que hay “negros de mierda”, y lo dicen como justificándose. Los primeros son buenos y hasta simpáticos, los otros son el infierno y el mismo diablo en persona. Estos niños se quejan y se aburren. Ya no saben ni cómo, ni con qué, ni a dónde ir a divertirse, porque todo está lleno y rodeado de negros que fuman marihuana en cualquier lugar.
Los niños ricos se esfuerzan por pronunciar bien la “ye” para que no suene arrastrada como la “ie”, tan típica, tan “cuiana” y tan nuestra. Están artos de que en sus veranos en la costa atlántica se los confundan con chilenos. Tan sucios, tan vulgares, tan mal hablados. Dicen que los porteños se burlan de lo “tan mal” que hablamos. “Pero si hasta parecemos negros de la villa”, argumentan.
Lo anecdótico de mi experiencia fue que la niña “ye-ye” es la más morenita de la clase, quizás hasta más que yo. Somos los dos más negritos del aula. Negación de los genes, pensé. Ella allí tratando de ocultar con su lenguaje las huellas impresas en su rostro, huellas milenarias sobre un bellísimo rostro mestizo. Mientras que yo ponía mi mejor cara de “pocker” y trataba de seguir explicando que la “cultura de una sociedad es un producto de la desigual distribución de las riquezas y de una lucha de poder por el conocimiento”.

2 comentarios:

NatiVas dijo...

varios me han dicho que nuestra tonada suena chilena, tambien veo que muchos mendocinos exageran muchisimo la sheeee para hacerse los mas bananas jeje
saludos

Agustina dijo...

ja! eso pasa tooodo el rato en mza